CAJAS DE CEDRO – Un poco de historia…

on Ene 28, 2012

    Hola amigos bloggeros: Ya vamos terminando algunos trabajos que quedaron pendientes antes de las navidades y, en este caso, es una caja de cedro típica de las islas restaurada por mi alumna Elena. Aquí vemos una foto ya restaurada, pero vamos a aprovechar que explicamos el proceso de restauración para contar un poquito de la historia de las cajas de cedro en Canarias.

     UN POCO DE HISTORIA…

     El mueble popular canario está formado por dos grupos generales: los muebles que sirven de soporte (asientos, mesas y camas) y los muebles contenedores. A este último grupo pertenecen las arcas, cajas, arcones y baúles de distintos tipos y características que existen en las islas, y entre ellos nuestra arca de cedro, caja de cedro o arca de indias. Son cajas comunes en todas las islas y con similares características, casi todas las familias canarias tienen una o varias en sus casas.
     Sin embargo, su tipología se corresponde con los arcones españoles que viajaron a las americas con los colonizadores, por lo que se considera un mueble “de ida y vuelta” ya que regresaron de las colonias traídas por los emigrantes, especialmente de Cuba, para acabar fabricandose también en las islas.
     Son de planta rectangular, el fondo y los laterales formados por una sola pieza y la tapa convexa articulada por goznes. Esta forma curva de la tapa tiene una razón práctica, para escurrir el agua en los viajes y en las cubiertas de los barcos. Los goznes sujetaban la tapa a la trasera permitiendo el juego de abrir y cerrar.
   Generalmente se fabricaban con cedro, las más antiguas de cedro cubano y más tarde de cedro del país. Pero también se pueden encontrar de tea y barbusano, aunque es raro. Las hay de diferentes tamaños, generalmente grandes las más antiguas y realizadas en cedro de una sola pieza, por lo que suelen ser bastante pesadas.
   Se utilizaban fundamentalmente para viajar en los barcos (en el 2004 restauramos en el taller una pequeña caja de cedro totalmente cubierta de brea para protegerla del agua), y más tarde como mueble contenedor y decorativo en los hogares.

   La foto es horrorosa porque en aquella época la cámara digital que tenía era… increible… de discos de 3 1/2!!! Un día se las mostraré porque creo que ya es una pieza de colección…
   Quitar la brea fue un trabajo titánico, pero finalmente la pieza quedó restaurada en su madera original.

   Las cajas de cedro presentan una cerradura de hierro decorada con una placa recortada en el frente (con diseños muy numerosos y diferentes) sobre un paño rojo, y que cierra gracias a una pletina de hierro fijada a la tapa por dos grandes clavos. A veces llevan asas de hierro en los laterales para facilitar el transporte.
   En el interior suelen tener un cajoncillo lateral adosado al lado derecho denominado escanillo, a veces con compartimentos secretos ocultos, cuya tapa sirve para sostener la pesada tapa de la caja.

    
   Para su uso en las casas les añadian unas patas o “burras”, con los frontales lisos o decorados, con el fin de separarlas del suelo y aislarlas de la humedad.
   Pero lo más interesante de las cajas de cedro son sus ensambles de las esquinas frontales, generalmente primorosos y muy elaborados. En el caso de nuestra caja de cedro tiene ensambles denominados mayete cubano o diente de perro debido a su forma picuda, que pueden presentar en otros casos variaciones en el número de dientes. El resto de los ensambles que unen los laterales de la caja suelen ser de “cola de milano”.

   En la feria de regional de artesanía, los hnos. Mirabal de Muebles La Moderna llevaron una caja de cedro fabricada por ellos que complementaban con una muestra de como se realiza el mayete cubano. Para ello se necesita una plantilla con el dibujo, y su realización es totalmente manual y artesanal.

   Pero seguimos con la caja de cedro de Elena… Cuando llegó al taller tenía el acabado muy deteriordo con manchas y suciedad, pero la estructura se encontraba bien y la tapa se encontraba en buen estado aunque habían sustituido los goznes por  bisagras de hierro, algo muy habitual. Los goznes en la parte más débil de la cajas de cedro y generalmente son sustituidas por bisagras, una pena porque el mueble pierde parte de su identidad. Presentaba algunos faltantes de madera de cedro.

   Decapamos el mueble por fuera y también por dentro ya que tenia restos de pintura, repusimos las piezas de madera faltantes con madera de cedro y la preparamos para aplicar el acabado.
   Estos muebles llevaban un acabado a la encaustica, con cera aplicada abundantemente en caliente hasta cerrar totalmente el poro e impermeabilizar la madera. Nosotros optamos por una solución intermedia y cerramos el poro con unas cuantas manos de goma laca, para posteriormente aplicar la cera en abundancia. Dejamos secar y sacamos brillo frotando energicamente, la parte más pesada de acabado con cera. Para este trabajo preparamos la cera en el taller…pero este será tema de otro tutorial!!!

   Y así quedó la caja de cedro de Elena después de frotar y frotar… El acabado con cera da unos resultados muy bonitos, con un brillo satinado de aspecto sedoso muy atractivo. Es fácil de mantener aunque es bastante sensible a la humedad.

   Ya solamente nos queda por saber si la madre de Elena ha quedado satisfecha con la restauración realizada en las clases.

   Ahora tenemos en las clases otra caja de cedro muy bonita, más grande y antigua, realizada en cedro cubano de una sola pieza… y además conserva sus goznes originales!!! Rosmary ya está trabajando con ella y cuando la tengamos restaurada se la publicaré, para que todos conozcan un poquito de nuestro trabajo y de nuestra cultura.

   Espero les haya gustado este artículo con un poco de nuestra historia canaria…ciao.

5 Comments

  1. Me gusta tu trabajo, tu profesionalidad, lo fácil que lo haces todo, además de ser una excelente persona.

    Felicidades por el blogg profe.
    Emilio

  2. Un trabajo fantástico, precioso el resultado. Enhorabuena.
    Saludos
    Jose y Yoli

  3. Preciosa! Increíble el sistema de encaje… Nunca había visto nada igual!

  4. Afortunadamente tengo una caja de cedro, traida por el hermano de mi bisabuelo de Cuba, esta perfecta, aunque la tela roja de la cerradura esta un poco deteriorada, me pondre en contacto con ustedes.
    Gracias
    M Nieves Y. Garcia

  5. Trabajo espectacular, tengo una en casa y se ve el trabajo que han hecho desde el principio, nadie hubiese dado un solo euro en el estado que llego a sus manos, felicidades, desde “la isla de enfrente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *