SOSA CAÚSTICA (III): Cama restaurada.

on Jul 4, 2012

     Hola a todos… Revisando los artículos publicados de trabajos del taller me dí cuenta de que me había despistado de contarles el desenlace de los SOSA CAÚSTICA y la cama que estábamos restaurando, ¿recuerdan?.

     El verano pasado trabajamos en una cama que estaba bastante fastidiada, con una costra de barniz que no quitaba ningún decapante ni disolvente. Decidimos utilizar la sosa caústica y aproveché para explicarles como se trabajaba y la manera correcta de usarla:  Trabajando en el taller: SOSA CAÚSTICA (I) y SOSA CAÚSTICA (II).

     El trabajar con la sosa implica que la restauración de un mueble se alarga debido a que tenemos que dejar pasar los efectos de su uso, posibles residuos y, además, que la madera quede perfectamente seca para que el resto del trabajo de restauración no se vea afectado.

     Continuando el trabajo de restauración tal y como lo dejamos en el último artículo SOSA CAÚSTICA (II), después del tratamiento curativo contra insectos xilófagos que le hicimos a la cama, pasamos a reponer algunas piezas de madera carcomida.

     El siguiente trabajo consistió en empastar y lijar con el fin de dejar la cama preparada para aplicar el acabado final. Hubo que lijar a conciencia, pasando de grano grueso a fino gradualmente, ya que la madera se encontraba muy áspera después del tratamiento con sosa caústica.

  
     Lo siguente fue aplicar un tinte para entonar la madera y llevarla a un color similar al de la madera de tea. En el taller normalmente trabajamos con tintes al agua, nogalina y anilinas.
        Ya nos metimos de lleno a dar barniz de goma laca a brocha para, finalmente, aplicar unas manos de muñequilla… era una madera muy agradecida!!!

          Un truco final… después de barnizada, la cama quedo con un brillo que desentonaba un poco con su diseño rústico, aunque estaba preciosa!!! Así que decidimos “matar” ese brillo, satinarlo un poco, pasando piedra pómez con un cepillo de zapatos.

     Les dejo algunos detalles para que comparen el antes (fotos en los artículos anteriores) y el después.

     Fue un trabajo largo y laborioso, pero quedamos muy satisfechos con el resultado y el dueño muy contento, ya que pensaba que esa cama, recuerdo de familia, era irrecuperable.

     Dentro de poco cerramos el taller por vacaciones, y creo también que vamos a coger un descanso bloggero… necesitamos reponer fuerzas!!! Hasta pronto…

5 Comments

  1. Querida amiga:
    Como siempre un estupendo trabajo.
    Por cierto, yo me iba para tu Laguna una temporada, ya que nací en el Norte, pero amo lo isleño y a ti te mandaba para mi sitio,je, je.
    Bueno, que pases unas estupendas vacaciones.
    Nos leemos…..

  2. Carmen soy fanatico de su profesionalismo!divinos trabajos!

  3. una cama realmente bonita.Enhobuena.Un saludo.

  4. Hola Carmen,
    Nos encanta los trabajos que haces.
    Nosotras también restauramos y acabamos de abrir un blog. Es muy reciente, pero nos hace mucha ilusión.
    si quieres pásate a verlo:
    http://eltallerderestauraciondelila.blogspot.com.es/
    Saludos,
    Laura y Lisa

  5. Hola Carmen,
    me encanta tu Blog y el trabajo que haces.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *