REJILLA ENCOLADA.

on Nov 20, 2011

     Hola a todos…mientras desayuno y antes de ir a votar aprovecho para contarles uno de los últimos trabajos del taller La Restauradora, que hacemos de vez en cuando y que también enseñamos en las clases como pueden ver en el artículo de “Más mecedoras”.

     Se trata de la reposición de la rejilla de un asiento y un respaldo de una mecedora Thonet, pero en este caso la rejilla viene en planchas prefabricadas y va encolada.

    

     El tipo de rejilla que lleva un asiento determina su antigüedad. Las de rejilla cosida normalmente son piezas de principios de siglo (s. XX se entiende) o más antiguas, y se reconocen por los agujeros que atraviesan el bastidor.

     A partir de los años 50 – 60 se comenzó a utilizar el sistema de rejillas prefabricadas que vienen en planchas y se colocan en el bastidor encoladas en un surco y sujetas con un junquillo. La diferencia es su facilidad en la colocación, ya que en la cosida es mucho más complicada y elaborada, pero también en su duración ya que son menos resistentes (se rompen con más facilidad).

     En la foto podemos ver lo que necesitamos para comenzar el trabajo: La plancha del ancho adecuado (vienen en diferentes medidas de ancho y también con dibujos más grandes) y el junquillo del calibre adecuado al surco de nuestro asiento (también hay de diferentes gruesos).

     Antes de comenzar con el trabajo viene quizás la parte más engorrosa que consiste en retirar los restos de la rejilla rota, del junquillo viejo y todos los restos de cola, dejando el surco totalmente limpio y lijado.

     Para retirar la cola vieja lo mejor es usar alcohol para ablandarla, teniendo cuidado de no estropear el acabado del asiento, sobre todo si es de goma laca.

     Comenzamos a trabajar… recortamos la plancha un poco mayor al tamaño del asiento. Previamente la hemos humedecido la noche anterior para que esté flexible.

     Ponemos cola blanca en el surco y comenzamos a introducir la plancha con una cuña. Parece fácil pero tiene miga… hay que ir con mucho cuidado para que no se rompa la plancha.
     Sujetamos la plancha con cuñas del ancho del surco hasta introducir todo el contorno del asiento.
     El siguiente paso consiste en embutir el junquillo. También tiene que estar previamente humedecido…
     Volvemos a poner cola en el surco y comenzamos a embutir por la parte trasera del asiento. Con una cuña empujamos el junquillo dentro del surco. Vamos quitando las cuñas a medida que avanzamos con el trabajo hasta recorrer todo perímetro del asiento.
     Ya solamente queda quitar el sobrante de la plancha de rejilla con un cúter…
     Limpiamos bien los restos de cola y ya están listos nuestro asiento y respaldo.
     Dejamos secar y montamos la mecedora…
     Ya tenemos el trabajo listo para entregar a nuestros clientes.
     Como pueden ver, reponer los asientos de rejilla encolada es un trabajo sencillo pero tiene su complicación y hace falta un poco de práctica. Espero les hayan servido estas sencillas explicaciones.
     Hasta la próxima…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *