En el taller…BARNIZANDO!!!

on Dic 17, 2011

     Hola amigos bloggeros…Hay que ver como se pasa el tiempo volando cuando estamos de vacaciones. Entre las miles de cosas pendientes de hacer desde hace siglos (mecánico, dentista, gestiones…COMPRAS!!!), que siempre vamos dejando para cuando tengamos un rato que nunca tenemos, y también aprovechando para descansar un poquito y dormir otro poquito de más (uhmmm, que felicidad!!!), pues no he tenido tiempo para el blog.

     Les voy a mostrar porque he terminado con la mano hecha un trapo y necesitada “de urgencia” de un descanso. Llevamos en el taller unos intensos meses de trabajo con unos cuantos muebles de encargo que ya, por fin, hemos entregado. Poco a poco les iré mostrando el trabajo de restauración realizado ya que algunas piezas son realmente muy bonitas.

     Ésto fue lo que hice en el famoso macropuente…

     Como pueden ver, barnizando “a muñeca” como una posesa para poder tener varias piezas terminadas antes de las Navidades.
     Teníamos el encargo de restaurar dos cómodas gemelas, de origen italiano (allí se denominan cassettoni), realizadas en madera de nogal y con unos doscientos años de antigüedad, y que según su dueña nunca habían sido restauradas.
     Las cómodas llegaron al taller en regular estado de conservación ya que presentaban un importante deterioro causado por la carcoma. Este deterioro no afectaba, sin embargo, a la estructura de los muebles que se encontraban bastante fuertes (los muebles de antes se hacían “con fundamento”). Otros deterioros tenían que ver con el uso (las guías y talones de los cajones estaban muy desgastados) y con el acabado (barniz envejecido y amarillento, con marcas de vasos y tinta).
     Pero eran y son unas piezas muy bonitas que merecían una recuperación…
     Un poco de historia…A partir del s. XVIII, Italia pierde su hegemonía marcando los estilos de mobiliario dando paso a una mayor influencia de los estilos franceses e ingleses. Nuestros cassettoni pertenecen al Estilo Imperio preponderante en Francia desde principios de 1800 hasta casi finales de siglo. Forman parte del mobiliario de gusto clasicista y aspecto macizo, compacto y sereno de este periodo, pero con formas más ligeras y redondeadas que entran ya en el periodo Restauración (Carlos X – Luis Felipe).
     En Italia, los muebles de este periodo se realizan en madera de nogal, maciza o chapada sobre una estructura de madera de chopo (como es nuestro caso)  y corresponderían al período denominado Ottocento desarrollado a mediados de 1800.  
     Nuestras cómodas tienen cuatro cajones al frente, los tres inferiores retranqueados y el superior sobresale a manera de friso decorado con chapa de nogal figura, al igual que el zócalo. Tienen los tableros rectangulares con ángulos redondeados y apoyan en patas de bola.
     Estos son algunos detalles de los deterioros que presentaban al llegar al taller…

    
     ¿Que les parece? Tienen trabajillo…no? Comenzamos por retirar el barniz envejecido con decapante y posteriormente realizar el tratamiento curativo contra la carcoma.

     Así las dejamos más de un mes (como una cuarentena), bien empapadas en “veneno”. Es importante envolver el mueble muy bien en plástico y precintar lo mejor posible, de manera que creemos una especie de “cámara” lo más tóxica posible.
     Al igual que ellas se quedaron “durmiendo” durante más de una mes, nosotros también nos vamos a la cama. En otro ratito continuaremos con el resto de la restauración y el resultado final.
     Hasta la próxima…ciao ciao.
    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *